EDITORIAL

 

La semana pasada, los periódicos difundieron el primer auto emitido por el secretario ejecutivo de la Jurisdicción Especial para la Paz. Se trata de la expedición de una medida cautelar anticipada, por la cual se ordena al Gobierno Nacional poner a disposición de ese tribunal los archivos de inteligencia y gastos reservados que produjeron todas las seccionales del extinguido Departamento Administrativo de Seguridad, pero siempre permaneciendo bajo la custodia del Archivo General de la Nación.

En lo que toca al AGN, que solo se ha encargado por disposición legal de la conservación y custodia de las cajas y medios que contienen esos archivos, sin poder acceder a su contenido ni realizar operaciones archivísticas sobre el mismo, no se produjo ninguna novedad operacional. Durante los últimos cuatro años, los funcionarios del AGN se han  limitado a acompañar a los funcionarios de la Dirección Nacional de Inteligencia y de la Procuraduría General de la República en la tarea de poner a disposición de fiscalías, juzgados y tribunales administrativos esa información, velando por el cumplimiento de los estrictos protocolos de seguridad que impidan la sustracción de unos documentos a los cuales no ha tenido acceso directo, dado que pesa sobre ellos una reserva legal de 30 años.

Para el AGN se trata de un operador judicial más, al cual se le dará el mismo acceso legal acostumbrado, en las condiciones que pacte con la Dirección Nacional de Inteligencia, institución heredera del control, acceso y servicio de esos documentos a quienes le presenten mandamientos judiciales. Pero la ocasión ha servido para una reflexión sobre la historia del derecho a la documentación y a la información producida por las instituciones estatales.

Durante el primer siglo y medio de experiencia republicana, los archivos de las secretaría de estado, de las instituciones judiciales y de las cámaras legislativas solo servían a los respectivos funcionarios públicos de las tres ramas del poder ejecutivo y a los abogados. No obstante, las gacetas y diarios oficiales difundían entre la ciudadanía buena parte de los actos públicos, de tal suerte que el movimiento de esos medios impresos por todas las carreras de las administraciones de correos les permitía llegar a todos los despachos territoriales y municipales, donde los alcaldes los hacían leer por bando desde las ventanas de las casas consistoriales para que llegasen al conocimiento de los ciudadanos, la mayoría de ellos analfabetos.

Solo en el último medio siglo, con la creciente ilustración de los ciudadanos, estos dejaron de depender de los abogados para acceder a los archivos públicos. La Ley 57 de 1985 unió entonces una antigua tradición estatal de divulgación con una nueva demanda ciudadana de información, ordenando a todas las entidades públicas difundir en sus respectivos diarios, gacetas o boletines todos los actos administrativos “que la opinión deba conocer sobre el manejo de los asuntos públicos y para ejercer eficaz control sobre la conducta de las autoridades”. El artículo 12 de esa ley estableció que toda persona tiene el derecho a “consultar los documentos que reposen en las oficinas públicas y a que se le expida copia de los mismos”. La única restricción de ese derecho versó sobre los documentos reservados por la ley, o los relacionados con la defensa y la seguridad nacional. Pero la Ley 594 de 2000 estableció que, una vez cumplidos los 30 años de la reserva legal de esos documentos, esta cesaría y esos documentos adquirirían “carácter histórico”, y en consecuencia podrían ser consultados por los ciudadanos interesados y hasta solicitar copias.

Recientemente, la Ley 1712 de 2014, conocida como la Ley de transparencia y del derecho al acceso a la información pública nacional, estableció un nuevo concepto del “derecho fundamental” del ciudadano para acceder a la documentación pública: las restricciones serían excepcionales, limitadas y proporcionales, conforme a leyes especiales. Este “derecho fundamental” del ciudadano a la documentación compele desde entonces a todos los funcionarios públicos, que son los sujetos obligados a dar acceso a la información pública, a “implementar procedimientos archivísticos que garanticen la disponibilidad en el tiempo de documentos electrónicos auténticos”.

La acción archivística es el medio por el cual las instituciones públicas pueden adquirir la capacidad de servir el derecho fundamental del ciudadano a la información, dejando atrás la incuria del siglo XX en materia archivística, en especial en cuanto hace a los municipios y entes territoriales. Para nosotros esto significa que, con el paso de los años, la administración de la documentación reservada del extinguido DAS irá pasando a la Subdirección de Patrimonio Documental, pues el final del tiempo de su reserva se convertirá en “histórica”.

Armando Martínez Garnica
Director General AGN

SALUD

Momento para una pausa activa

¿Mal humor? -Sí, señor.
¿Falta de concentración? -Sí, señor.


El mal humor, la falta de concentración, el estrés y ciertos dolores físicos son las señales que dejan en evidencia nuestro sedentarismo laboral y los efectos de la rutina y la monotonía en una oficina. Por eso se recomienda realizar algún tipo de actividad física que supla ese gasto de energía física y mental.

El sedentarismo en jornadas laborales es la causa, en muchos casos, de malestares cognitivos y emocionales como la ansiedad y la tristeza. Según la Organización Mundial de la Salud, este “disminuye la productividad, y esta disminución, a su vez, se refleja en falta de colaboración, respuestas negativas o incluso en el incumplimiento de las labores asignadas, llegando a afectar el clima organizacional.”

Así que, si queremos construir un mejor ambiente laboral y cuidar de nosotros mismos, se recomienda realizar pausas activas tanto en la mañana como en la tarde, lo que nos permitirá regresar a las actividades recargados de energía. Basta con conocer algunos ejercicios que se concentren en algunas zonas de nuestro cuerpo como la espalda, manos, ojos, muñecas y pies. La Universidad Católica de Colombia recomienda algunos ejercicios que podemos realizar de forma suave y pausada:

  • Girar la cabeza hacia la derecha y luego hacia la izquierda.
  • Inclinar la cabeza hacia adelante y hacia atrás.
  • Encoger los hombros hasta las orejas.
  • Balancear la planta del pie en posición recta.
  • Realizar movimientos circulares del tobillo.
  • Retirar la mirada del computador y ubicar un punto fijo para descansar la mirada.

Nuestra tranquilidad mental y emocional y nuestro bienestar físico dependen directamente de los seres conscientes que seamos con nuestro cuerpo. Un paseo de diez minutos tanto en la mañana como en la tarde nos permitirá recargar energía. Sí, nuestras actividades dentro de AGN deben realizarse, pero ¿y si las hacemos con nuestro cuerpo y mente renovados?

NUESTRA ENTIDAD 

¿Qué tanto sabes del AGN?

Con el fin de dar a conocer los diferentes servicios a todas las dependencias del Archivo General de la Nación, ponemos a su disposición el portafolio de servicios del AGN. 
Consulte el portafolio completo aquí 
 

NUESTRA GENTE 

LOS ROSTROS DEL AGN 

Wilhem Romero

Wilhem resume sus cinco años en el AGN en una palabra: felicidad. Pero, además del rostro que nos es cotidiano, hay uno que no todos conocemos: El del hombre que ama a su familia y le encanta la música africana.

Lucelly Delgado Sánchez

Subdirectora del Sistema Nacional de Archivos

“Los archivos son fuente viva de información”

Lucelly Delgado es un rostro nuevo en el AGN, pero no para el mundo de la Gestión Documental. Estudió Administración de empresas y realizó un tecnólogo en Archivística, que luego complementaría con la Maestría en Gestión de la Información y la Documentación en la Universidad Montpellier en Francia y el Pregrado en Gestión de la Información y la Documentación que actualmente está realizando en la Universidad del Quindío. 

Antes de llegar al AGN fue la responsable de la Gestión Documental del Colegio Mayor de Antioquia y posteriormente instructora del SENA. Está segura que debido a los nuevos avances tecnológicos y a los recursos que están al alcance de los ciudadanos para la generación de conocimiento, las personas podemos aprender autónomamente. 

Lucelly es originaria de Alejandría, Antioquia. Tiene dos hijas de las que se siente orgullosa: Daniela, su hija mayor, y Sara, que además de estar culminando su carrera en Derecho, decidió ingresar al mundo de la Gestión Documental y, al igual que Lucelly, estudia Gestión de la Información y la Documentación en la Universidad del Quindío.

Ser la Subdirectora del SNA representa un reto para Lucelly: "Había hecho parte de la implementación de la política archivística, jamás me imaginé ser parte de la formulación" y, a la vez, una pasión: "Me enamoré del trabajo que hago. Lo vivo todos los días con gran intensidad".

EVENTOS MARZO 

Primer Mini taller 

El objetivo de estos mini talleres es entender y diferenciar conceptual y prácticamente, aspectos metodológicos para el diseño y presentación de planes, programas y proyectos orientados a la recuperación y organización del patrimonio cultural de carácter documental archivístico a través de fuentes de financiación a nivel nacional e internacional.

Programa de Gestión Documental

Dirigido a los responsables de Alta Gerencia y de la Gestión Documental en las entidades públicas y privadas que cumplen funciones públicas, demás sujetos referidos en la Ley 1712 de 2014, estudiantes y personas que  estén interesados en formular y construir el Programa de Gestión Documental.

Tercera Cátedra Fuentes Documentales e Investigación Historia de la Ciencia

La Subdirección de Gestión del Patrimonio Documental, tiene dentro de sus funciones la recuperación, preservación, conservación y difusión del patrimonio documental que custodia, por eso ha diseñado esta Cátedra con el propósito de intercambiar metodologías de investigación con énfasis en el uso y manejo de las fuentes documentales en torno a la historia de la ciencia.

Armando Martínez Garnica (Director del AGN), Carlos Mario Manrique Arango (Investigador de la Universidad Externado de Colombia)
Camilo Quintero Toro (Investigador Universidad de los Andes)

Taller infantil de Paleografía

La identidad y el sentido de pertenencia tienen su base en el conocimiento de nuestra historia. Hoy tuvimos la prueba piloto del taller infantil de paleografía, los niños de la Fundamar, fundación que trabaja con niños en situación de vulnerabilidad, nos acompañaron en esta iniciativa.

NUESTRAS REDES  Lo más visto 

Facebook 

Twitter 

Instagram 

PRÓXIMOS EVENTOS 

El AGN celebrará sus 150 años en el marco de la FilBo 2018

Con una agenda dedicada a estudiantes, investigadores, profesores y público en general, celebraremos los 150 años del Archivo de la Nación colombiana. Recordamos que la Administración Santos Acosta puso en práctica el sabio consejo de don Manuel Ancízar: reunir los archivos de la nación a la mayor brevedad. La disposición legal, en forma de decreto ejecutivo, fue dada el 17 de enero de 1868.

150 años después de que fue creada, por decreto presidencial, la institución del Archivo de la Nación colombiana, invitamos a todos sus funcionarios y contratistas a acompañar con orgullo los eventos conmemorativos de tipo historiográfico, archivístico y técnico, para que se consolide el sentido de su misión histórica en beneficio de la Nación.

Dentro de las actividades de la feria se hará el lanzamiento oficial de la Revista Memoria que conmemora los 150 años y cuyas últimas dos ediciones han vuelto a ser impresas después de casi una década, lo que constituye un logro para la entidad en materia de divulgación del conocimiento, que gracias a la investigación desde los fondos documentales se da, además del acervo documental y procesos archivísticos que hacen parte de sus actividades. La edición digital está disponible para su consulta aquí. Los esperamos del 17 de abril al 2 de mayo en FilBo 2018.

"Con la nueva ley de Habeas Data, estamos en la obligación de informarte que estás en nuestra base de datos y recibes esta información porque has tenido relación con el Archivo General de la Nación de Colombia o alguna entidad del gobierno nacional".

© Todos los derechos reservados 2018