EDITORIAL

 

Sobre un experimento temporal

“Trabajo gustoso” era el ideal laboral del poeta español Juan Ramón Jiménez, quien lo ejemplificó con tres personas de Moguer, su pueblo natal: un jardinero, un mecánico de coches y un pintor de muros. En la España de su tiempo, el trabajo gustoso suponía una férrea disciplina laboral, pues no eran tiempos para que la sociedad tolerara holgazanes o mantenidos. Propuse entonces, hace ya casi dos años, ese precepto poético: los trabajos en el AGN deben ser gustosos y disciplinados, cada uno en su lugar de trabajo y en la función que mejor le acomode.

Vino después un acuerdo con la organización sindical para flexibilizar el horario diario de trabajo, en el entendido del respeto a la norma legal de las 40 horas semanales de labor en las instituciones públicas: a los madrugadores se les permitió marchar a las cuatro de la tarde y a los menos madrugadores media hora más tarde, mientras que los normales siguieron con su horario habitual de 8 de la mañana a las 5 de la tarde.

Las necesidades familiares de algunas personas podrán ampliar esa flexibilización un poco más: quienes no pueden llegar al trabajo antes de las ocho de la mañana, podrán llegar a las 8:30, pero tendrán que irse a las 5:30 de la tarde. Todos estos arreglos suponen una concertación con los coordinadores de los grupos, dado que nadie mejor que los managers inmediatos para conjurar los abusos y las simulaciones.

Hasta que llegó a nuestras filas un joven abogado, César Orlando Tapias, con una propuesta de mayor flexibilidad, teniendo a la vista las necesidades de la vida familiar y de las gestiones personales, así como el retorno de muchos a sus pueblos nativos con ocasión de los fines de semana libres. Su propuesta es sencilla y fácil de entender: los primeros y terceros viernes de cada mes, muchos podrán marcharse a las tres de la tarde, siempre y cuando cumplan una jornada continua que empezaría a las siete de la mañana, y además limiten su tiempo de almuerzo a 45 minutos. Dije “muchos”, porque no serán “todos”, dado que algunas áreas que atienden público tendrán que permanecer abiertas hasta las cinco de la tarde, lo cual supone una concertación de turnos para no interrumpir el servicio. Para ellos, su compensación se les dará los segundos y cuartos viernes de cada mes. También hay que suponer que algunos se quedarán los viernes hasta más tarde por su propio gusto, dadas las necesidades de sus trabajos específicos.

Teniendo en cuenta la novedad, se trata de un experimento temporal que habrá que evaluar pasados tres meses: si produce desorden, recelos, inconformidades y angustias, pues simplemente cesará esta nueva flexibilidad porque entenderíamos que no estamos listos para ella. Y todos tan contentos.  Como pensaba el poeta Juan Ramón Jiménez, el trabajo gustoso supone una disciplina laboral previa y sólida, y un respeto por las reglas y los acuerdos, pues para quien disfruta su trabajo se trata de un elemento más de la levedad del ser.
 
Junio de 2018
 
Armando Martínez Garnica
Director general

SALUD

 

¿Has escuchado sobre los ritos tibetanos?

Si quieres comenzar el día con energía y cuentas con poco tiempo, esta información puede interesarte. Estos ritos o ejercicios son originarios de los Himalayas. La leyenda dice que eran rituales sagrados practicados por monjes tibetanos.
Son cinco ejercicios que en conjunto generan sensación de bienestar, mantienen tu forma física, estimulan tu energía vital, mejoran tu fuerza, tu flexibilidad, tu capacidad cardiovascular y flujo energético. Además, benefician tus sistema digestivo, nervioso y respiratorio. Lo mejor: Ideal para hacerlo en poco tiempo.
Lo primero que debes hacer es ubicar un lugar fresco y tranquilo. Realiza los ejercicios de forma relajada a través de movimientos suaves y continuados. El objetivo es realizar 21 repeticiones de cada uno, pero puedes comenzar por hacer 2 ó 3 y avanzar cada día. El ritmo lo marcas tú.

  1. De pie, pon los brazos en cruz, identifica un punto fijo y empieza a girar en el sentido de las agujas del reloj. Gira mirando el punto fijo, y cuando no puedas mirar, gira la cabeza.
  2. Ahora, túmbate en el piso. Levanta la cabeza y piernas hasta que formen un ángulo, sube la cabeza y luego las piernas, procura no hacerlo a la vez. Al elevar toma aire y al bajar suéltalo hasta regresar a la posición inicial.
  3. De rodillas, con los dedos de los pies flexionados y apoyados en el suelo, las manos recogidas debajo de los glúteos, arquea el cuerpo y la cabeza hacia atrás. Luego vuelve la cabeza hacia adelante suavemente.
  4. Siéntate con las piernas estiradas, las manos apoyadas en el suelo junto a las caderas y la espalada recta. Eleva caderas y glúteos, luego regresa a la posición inicial.
  5. Parte de la posición como para hacer una flexión en el suelo, brazos bien estirados, sube las caderas hasta quedar como un V invertida con la espada recta. Luego baja arqueando el cuerpo, pero sin llegar a tocar el suelo.

Dedícales 10 minutos diarios y comenzarás el día con energía.
Fuente: https://bit.ly/2IZKW3W

LOS ROSTROS DEL AGN

 

Leonardo Antonio Bermúdez

Soy un hombre sensible con la naturaleza, el arte y la música, tres aspectos de un hombre bohemio, pero responsable. Lo más importante son los valores éticos y morales que cualquier ser humano con sentido común debe poseer: respeto, honestidad etc. Me encanta reunirme con amigos y compartir un buen merlot al calor de unas brazas, punta de anca tres cuartos sería lo mejor. Me bailo hasta la Marsellesa. Me encanta el tango “Cuartito azul”, me hace lagrimear al igual que “Hojas blancas” del Gran Combo.

A pesar de ser un hombre casado soy afortunado de poder trabajar donde el matriarcado es fantástico y las flores salen de cada ladrillo de esta hermosa entidad; eso sí, siempre con el mayor respeto para cada una de las damas.

Jugaba mucho tenis y baloncesto, aunque mi gran talla diga lo contrario. Sigo practicando tenis, mi deporte favorito, en compañía del gran regalo que me dio el cielo (mi esposa colaboró en gran parte), mi hijo SEBASTIAN.

Me saca la piedra la gente mentirosa, intrigante y mala leche, y ni hablar de los que no saludan.

Además de los que te matan los sueños. Pero igual, en algún momento de la vida hemos tenido algo de esta gente tóxica, por eso los soporto.

Soy un enamorado de la luna. La noche es mágica. En un camping, en compañía de un buen vino o un Martini, amigos y familia, ¡que más le pides a la vida!

NUESTRA GENTE

 

NUESTRAS REDES

 

Facebook

Twitter

Instagram

EVENTOS MAYO

 

Exposición "De Los Urales a Los Andes" relaciones oficiales entre Rusia y Colombia

El viernes 18 de mayo el AGN, en conjunto con la Embajada de Rusia, inauguró “De los Urales a los Andes”, una exposición que hace un recorrido histórico a través de las relaciones diplomáticas entre Rusia y Colombia. Los embajadores Serguéi Lavrov (Rusia) y Keiichiro Morishita (de Japón) estuvieron presentes en el acto inaugural.

10° Seminario Internacional de Archivos de Tradición Ibérica

En esta ocasión el seminario adelantado en Perú tuvo como temática el Fortalecimiento de las capacidades para la lucha contra el tráfico ilícito del patrimonio documental archivístico. Dentro de los objetivos de este evento en el que participó nuestro Director, el doctor Armando Martínez, están:

  • Establecer un espacio de diálogo e intercambio de experiencias.
  • Promover una legislación aplicable y la importancia del desarrollo de acciones preventivas.
  • Fortalecer los lazos de cooperación internacional en la ejecución de políticas de protección de patrimonio documental.
Este evento fue organizado por el Archivo General de la Nación de Perú y la Asociación Latinoamericana de Archivos de la que hace parte el Archivo General de la Nación Colombia.

Más información en www.alaarchivos.org

Campesinos Coloquio y Estado de la cuestión (8-11 de mayo de 2018)

El ICANH, el Laboratorio de Etnografía “Blanca Ochoa de Molina” del departamento de Antropología de la Universidad Nacional de Colombia y el Grupo de Archivos Étnicos y Derechos Humanos del AGN organizaron el evento “Campesinos. Estado de la cuestión”. Laura Sánchez participó en el último bloque del evento y expuso las fuentes documentales con las que el AGN cuenta en temas de campesinado.

"Con la nueva ley de Habeas Data, estamos en la obligación de informarte que estás en nuestra base de datos y recibes esta información porque has tenido relación con el Archivo General de la Nación de Colombia o alguna entidad del gobierno nacional".

© Todos los derechos reservados 2018

Want to change how you receive these emails?
You can update your preferences or unsubscribe from this list.