Edición No. 4 - Abril de 2017
View this email in your browser
Editorial
El impulso social de profesionalización y de calificación de los oficios

Els “adelantos” del segle XIX, Ramon Casas i Carbó, c. 1901-1902, pisa esmaltada i policromada. 

En todas las sociedades las personas hacen las cosas del mundo empleando las técnicas, las artes y las ciencias disponibles en su momento generacional. Los oficios tuvieron en Europa un sistema de aprendizaje y de ejercitación que se transmitía de maestros a oficiales, y de estos a aprendices. Organizados en gremios jerarquizados bajo la dirección de los maestros, los distintos oficios custodiaban los saberes especializados y las condiciones del ejercicio laboral, cultivando devociones religiosas, cofradías o sectas francmasónicas.
            Con la liberación del ejercicio de los oficios, comenzada con la ley Le Chapelier que trajo a Francia la Revolución de 1789, advino al mundo moderno la idea de la libertad para el ejercicio de los oficios y de las profesiones, acompañada de la abolición de los gremios, de las jerarquías del saber y de todos los privilegios. En la Nueva Granada, los excesos de los gólgotas liberales de la generación de 1848 fueron tan lejos que suprimieron las tres universidades existentes para que cualquier ciudadano pudiese ejercer cualquier profesión sin título alguno, pues equipararon los títulos profesionales a los títulos nobiliarios. Le correspondió al presidente Santos Acosta, el fundador de los Archivos Nacionales, componer ese entuerto en 1867 con la fundación de la Universidad Nacional.
            Desde entonces se puso en marcha el impuso de profesionalización de los oficios en nuestro país, institucionalizado en las escuelas de la Universidad Nacional que congregaron a los líderes intelectuales de la generación de 1870, aquella que prestó sus hombres para la regeneración constitucional de 1886. El impulso de profesionalización de los colombianos en las universidades se diversificó durante el siglo XX, acompañado del impuso de calificación de los oficios en escuelas de “artes y oficios”, orientadas por hermanos cristianos, sacerdotes salesianos, dominicas de La Presentación y técnicos prestantes de los municipios colombianos.
            Los impulsos de profesionalización y de calificación de los oficios fueron el signo de la sociedad colombiana del siglo XX, acompañados por la organización sindical de los trabajadores y la eclosión de muchas escuelas de formación en técnicas y en profesiones. Los oficios se especializaron cada vez más, y aparecieron los sistemas nacionales de certificación de las competencias profesionales y técnicas. Tal como ocurrió en el mundo, en Colombia cada oficio tiene que ser calificado y certificado por instituciones evaluadoras, así como cada programa de profesionalización tiene que ser evaluado y acreditado.
            El oficio de gestión de documentos, cualquiera sea su soporte, está también sometido a los impulsos nacionales de profesionalización y de calificación de los oficios. El ejercicio de cada una de sus técnicas específicas tendrá que ser certificado, del mismo modo que los programas universitarios de profesionalización deben acreditar la calidad de sus distintos niveles: el pregrado, las maestrías y especializaciones, los doctorados.

            Como rector de la política nacional que ha de regir el oficio de gestión de todos los tipos documentales que se producen en el país, el Archivo General de la Nación tiene que ser consciente de esos impulsos sociales de larga duración. Más aún: tiene que dar ejemplo en el ejercicio de los oficios específicos, pues cada día han de ser más profesionales y más certificados. El AGN ya es una congregación afortunada de profesionales, técnicos y auxiliares en unos saberes y oficios singulares, pero no basta, porque la profesionalización y la calificación de cada oficio es un proceso que nunca acaba, dada la rapidez con que en el mundo contemporáneo cambian los saberes y los ejercicios de los oficios. Algunos desaparecen y otros emergen, unos se generalizan y otros se diversifican. La integración social de la nación colombiana es por ello cada vez más compleja, y por ello cada vez más todos dependemos de todos, porque ya no es posible dominar en su totalidad las técnicas y los saberes de un oficio.
            La consecuencia de estos impulsos sociales es simple: hay que aprender permanentemente, sin tregua alguna. Cada vez que recordamos los saberes técnicos que nos ofrecieron en las universidades y escuelas percibimos su obsolescencia, la necesidad de revisión, el impulso a seguir aprendiendo en el ejercicio cotidiano. Afortunadamente, la tradición del AGN en todos los tiempos ha sido la de apoyar la profesionalización de sus servidores, atizando el impuso que va de los técnicos a las profesiones, y ojalá pronto a las maestrías y a los doctorados. El llamado del Departamento Administrativo de la Función Pública a todos los servidores públicos para adoptar el inglés como segunda lengua es parte del impulso de profesionalización en el proceso de integración a las organizaciones internacionales del comercio mundial, así como la convocatoria a certificar todos los oficios técnicos que se realizan en Colombia es parte de la responsabilidad social de todo lo que se hace en el país.
Armando Martínez Garnica
Director General del AGN
Campaña de carnetización en el AGN

El Grupo de Gestión Humana adelantará la campaña de carnetización para funcionarios y contratistas del AGN a través de las oficinas, las subdirecciones, la Dirección General y la Secretaría General, quienes recopilarán la información y las fotografías de sus colaboradores.
¡Atentos!

¡DISPONIBLE! ¿Cómo se hace la reconstrucción de expedientes de archivo?
La Subdirección de Gestión del Patrimonio Documental te invita a consultar la Guía sobre ¿Cómo se hace la reconstrucción de expedientes de archivo? en lenguaje claro, a través de la Intranet -> http://intranet.archivogeneral.gov.co/GuiasInternas
Misiones del AGN
¡Aquí somos claros!
Nuestra gente
Lo más visto y compartido en nuestras redes
Twitter
Facebook
Lente de contacto
Conozca la memoria fotográfica de los eventos que se llevaron a cabo durante el mes
AGN presente en la Feria Internacional del Libro de Bogotá
Fotografías tomadas por Ana Luz Figueroa González
Entrega de donación del AGN para Mocoa a la Cruz Roja Colombiana
Fotografías tomadas por Querubín Sanchez Prieto
Socialización del Protocolo de Gestión Documental de Archivos de DDHH
Fotografías tomadas por Dania P. Asprilla Y.
Les recordamos a todos los Servidores Públicos del AGN,
que el boletín interno La Rosa de los Vientos, es un espacio de todos. Las personas que deseen publicar información en este medio de comunicación pueden escribir al correo de comunicaciones@archivogeneral.gov.co
Coordinación: Dirección General. Redacción y Edición: Dania Paola Asprilla Yurgaqui
Imágenes:  Jenny Moreno Cortés.
Fotografías: Dania Paola Asprilla Yurgaqui. y Mario Farid Quiñones Abusaid.
"Con la nueva ley de Habeas Data, estamos en la obligación de informarte que estás en nuestra base de datos y recibes esta información porque has tenido relación con el Archivo General de la Nación de Colombia o alguna entidad del gobierno nacional".

© Todos los derechos reservados 2016

Anular suscripción    Actualizar preferencias de la suscripción 
SitioWeb
SitioWeb
Facebook
Facebook
Twitter
Twitter
Instagram
Instagram
YouTube
YouTube
Contáctenos
Contáctenos